Medicamento Peligroso / YAZ / YASMIN

Embolia Pulmonar, Trombosis Venosa Profunda, Accidentes Cerebro-Vasculares y Muerte Asociado con Pastillas Anticonceptivas Populares

Las pastillas anticonceptivas Yaz ®, Yasmin ® y Ocella ®, han sido vinculados a las lesiones graves de coagulación sanguínea, incluyendo:

  • Embolia pulmonar
  • Trombosis venosa profunda
  • Accidentes Cerebro-Vasculares
  • Muerte

Yaz y Yasmin (nombre genérico: Ocella) son pastillas anticonceptivas diseñadas para prevenir embarazos mediante la supresión de la ovulación, fertilización e implantación. Estas pastillas, unas de las más populares del mercado, fueron aprobadas para la venta por la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) en los años 2006 (Yaz) y 2001 (Yasmin). Yaz y Yasmin difieren de otras pastillas anticonceptivas hormonales porque contienen drospirenona, un progestágeno distinto a los demás progestágenos disponibles en los Estados Unidos, que no había sido comercializado en este país con anterioridad a su utilización en Yaz y Yasmin.

Durante el poco tiempo en el que Yaz y Yasmin han sido comercializadas en los Estados Unidos, la FDA ha recibido cientos de denuncias de lesiones y muertes asociadas con estos productos. Desde el 2004 hasta el tercer trimestre de 2008, se realizaron a dicho ente más de 50 denuncias de muerte de consumidoras de Yaz y Yasmin. Estas denuncias incluyen muertes causadas por arritmias cardíacas, paros cardíacos, trombos intracardíacos, infartos, y accidentes cerebro-vasculares en mujeres en edad fértil.  Otros efectos secundarios graves asociados con Yaz y Yasmin incluyen coágulos, infartos, accidentes cerebro-vasculares, trombosis venosa profunda, embolia pulmonar y problemas de vejiga.

La FDA envió tres cartas a los fabricantes de Yaz y Yasmin con motivo de la publicidad que realizaban sobre estos productos. Dicho ente descubrió varias publicidades de Yaz y Yasmin que minimizaban los riesgos que estas pastillas implican para la salud y maximizaban sus beneficios.

Si usted o algún ser querido ha sufrido algún daño por utilizar las pastillas Yaz, Yasmin u Ocella, comuníquese con nosotros en forma gratuita al (800) 500-5735 para acordar una consulta sin cargo con uno de nuestros abogados.